Ir al contenido principal

"Homosexuales en Análisis"


Durante la XV Conversación Clínica del ICF-E de 2015[1] respondí a tres preguntas sobre la génesis de la homosexualidad. Hoy las comparto desde mi blog!


Pregunta de Eduard Fernández
Freud no aísla el estudio de la homosexualidad del estudio de las estructuras clínicas. Ésta última es compatible con todas ellas. Sin embargo, si bien el recorrido de este estudio pasa por distintas fases (defensa contra la castración de la mujer, actitud pasiva frente al padre, elección narcisista del objeto, !), podríamos afirmar que hay una constante en la obra de Freud ya desde los tres ensayos (1905) y que sería la de considerar la homosexualidad como perversión (y no como rasgo de perversión y como síntoma de defensa frente al deseo) cuando hay exclusividad de objeto y fijación libidinal en relación al goce. Pero leyendo el estudio freudiano en relación a la renegación y la forclusión, surge la pregunta de si ya en Freud lo esencial para no equiparar la homosexualidad con la perversión no es tanto la elección de objeto y su exclusividad (homosexual) como la posición adoptada respecto a la castración.
Efectivamente, Freud da cuenta muy tempranamente de la naturaleza perversa y polimorfa de la pulsión. De hecho, la gran novedad que introduce Freud en "Tres ensayos para una teoría sexual", se ve plasmada en 1920 en el prólogo a la cuarta edición, cuando recuerda que la «ampliación» del concepto de sexualidad, nos la impone el análisis de niños y el de los denominados perversos, que coinciden estrechamente. Entonces, encuentra en la sexualidad infantil y perversa el modelo de la sexualidad humana en general, ya que ésta última, muestra no sólo, múltiples desviaciones de su objeto; como la inversión u homosexualidad; sino también de su fin, que en cambio de la unión genital tendiente a la reproducción, muestra en las frecuentes transgresiones anatómicas, que las distintas zonas erógenas pueden comportarse como parte del aparato genital, detenciones que llevan incluso a la  exclusividad y fijación.
Cuando Freud dice que la «neurosis es el negativo de la perversión», en definitiva lo que está diciendo es justamente que detrás de los síntomas neuróticos, lo que encontramos son tendencias que toman su fuerza de fantasías inconscientes, coincidentes con las de los perversos. Siendo sin duda para él la gran diferencia, lo que cada estructura hace luego con dicha fantasía. Es decir, la actitud del perverso frente  a estas fantasías claramente conscientes, será para decirlo con Freud, la de transformarlas en actos; a diferencia de la de los psiconeuróticos, que a causa de la represión, las mantendrán en el dominio de lo inconsciente. Ahora bien, justamente la subversión freudiana es dar cuenta de que la homosexualidad puede ser sintomática, pero también, puede estar dada en función de una elección de objeto homosexual. A pesar de lo cual, siempre se refiere a la homosexualidad como perversa. Esto es, para dar cuenta de que el objeto de la pulsión sexual en el hablante, es siempre contingente. Lo que a su vez es solidario, al rasgo perverso por excelencia de la sexualidad humana, por el cual - como decíamos más arriba -, se pondría en acto una identificación a uno de los progenitores que en relación a lo que sería el Edipo normal, hubo de quedar escondida. Esta particularidad es independiente de la estructura de la que se trate.
Pregunta de Laura Canedo
Lacan en el Seminario 8 (1960), tras afirmar que la homosexualidad es una perversión, plantea un interesante círculo entre cuatro elementos, tomados dos a dos: perversión y neurosis; sociedad y cultura. Nos dice: “El círculo se cierra, al aportar la perversión elementos que inquietan a la sociedad y al favorecer la neurosis la creación de nuevos elementos de cultura.” ¿Cómo pensar en la actualidad estos elementos y el círculo que comportan?
Cuando Lacan en la página 42 del seminario sobre la transferencia, hace referencia a la aportación cultural de la perversión, lo hace en el contexto de los efectos que el amor de «los muchachos bellos» tenía en los medios señoriales de la antigua Grecia, donde nacía la cultura. Lo que hace notar Lacan, es que a pesar de esta elaboración cultural que surgía de dichos círculos, ya en El Banquete, Pausanias refiere que en toda una parte de Grecia, la homosexualidad estaba muy mal vista. Este es el efecto de censura que la sociedad aporta, y que desemboca en una forma de desagregación que es la neurosis, en palabras de Lacan. El caso de los perversos, bajo una modalidad denegativa de funcionamiento, produciría en cambio inquietud a la sociedad, con sus aportaciones.
Hoy, en consonancia con la teoría de las pulsiones freudiana, la brecha que separa la homosexualidad de la heterosexualidad es cada vez más estrecha. La evidencia de que la sexualidad se satisface de los más diversos modos se suma a lo que llamamos el"declive del padre" al que asistimos en nuestros días, a partir del cual se producen transformaciones en las subjetividades de la época. Lo observamos en la clínica, sobre todo con los jóvenes que nos muestran claramente que el "cenit del objeto" de consumo en la época del capitalismo, tiene consecuencias en la economía psíquica de los sujetos. Se evidencia un imperativo de goce donde la función del deseo ocupa un lugar cada vez más reducido. También el arte contemporáneo muestra un movimiento similar, donde se pasa de lo “bello” fundado en la represión y el principio del placer a «un arte-Tánatos para una nueva subjetividad, estructurada a partir de la negación denegativa, en la que el mandato del goce es imperativo y, por tanto, el sin-límite de la pulsión empuja siempre más allá de la función reguladora de la sublimación»1. Hasta impregnase en el escenario social, donde la corrupción política, deja en evidencia, que la época en que la moral tenía un valor y orientaba a los actores sociales, ha quedado atrás. De manera que la homosexualidad en la actualidad, no parece ya jugar su baza como portadora de elementos nuevos que inquietaran a la sociedad. Al contrario, la sexualidad en tanto perversa, es ya arto conocida y sus aportaciones culturales las más de las veces aceptadas.  En cambio, es más bien el hecho de que hayan caído los semblantes que venían sosteniendo las figuras del pudor, la vergüenza y la moral, el que nos muestra una expansión generalizada de los límites en los que sostenían posiciones éticas y de bien común. Esto se traduce en una mayor impunidad con efectos disruptores en el conjunto de la sociedad. Es evidente que la caída  de estos semblantes produce un relajamiento de los cánones culturales, cada vez más laxos y más flexibles como efecto del cambio social.
1 GARCIA LARA, Carlos. "Hybris del Arte Contemporáneo: un arte para la metamodernidad".
http://www.cambiodesiglocambiodecultura.blogspot.com.es, Alicante. 2014.
Pregunta de Mary Cruz Fernández
J.A. Miller en “La Naturaleza de los Semblantes” (Pág. 262-274)  trabaja la relación entre el falo y la perversión. Señala que la razón por la que Lacan escoge tratar la génesis del falo por la homosexualidad femenina es para poner en evidencia la relación entre el falo y la falta en ser. Cito: “Lo más impresionante de la construcción de Lacan es que hace girar la clínica de la perversión sobre la noción de amor…. De ahí que resulte emblemática la relación perversa de la joven homosexual… ella nos muestra lo que hay de perverso en el amor esto es, apuntar mas allá del objeto, apuntar a una nada. Por eso esta joven da nada… Da sus cuidados, prueba su amor, pero es dar nada, o sea, algo que solo está allí simbólicamente”.
En la película “La vida de Adèle” se relata la vida de una mujer muy joven y sus devaneos con el otro sexo cuando en un encuentro fulgurante, como en un espejo, se cruza con una mujer con la que inicia una apasionada relación amorosa a la que el director añade bastantes imágenes explícitas, quizás en un intento de mostrar lo que no está. 
La pregunta es: Tomando en cuenta el desarrollo de la película, ¿Podríamos pensar que Adèle refuta o confirma la posición de la homosexual femenina que apunta a probar su amor mas allá del objeto?
La joven homosexual, tal y como lo señala JAM en su curso “De la naturaleza de los semblantes”1, muestra lo que hay de perverso en el amor en tanto apunta más allá del objeto, a una nada como prueba de amor, que sólo está allí simbólicamente. Para mí, la clave de lectura, es que «lo que constituye la relación perversa es la traducción en lo imaginario de la fórmula simbólica inconsciente». Es decir, que lo perverso en la mujer homosexual, estaría en el hecho de poner en acto la identificación a un padre en potencia, que tiene para dar el don del amor cortes, en este caso. Según mi interpretación, el caso de la joven Adéle, bajo unas coordenadas fantasmáticas que desde luego se escapan, también da cuenta de la dimensión perversa de la homosexualidad femenina, en tanto que en los cuidados dedicados a esta mujer especial, ella también va más allá del objeto. Y digo una mujer especial, porque queda claro que no cualquier mujer puede estar en el lugar de esta. De hecho, los años pasan y Adéle que ha puesto a prueba su deseo incluso con algún hombre, sigue fijada a esta mujer. Vemos allí que el deseo en su condición de metonímico, sufre la fijación a un objeto «según el modelo del fetiche» que «nos da casi la imagen de lo reprimido», dice Miller. A lo largo de todo el film, se nos presenta a la joven Adéle que cada vez ocupa más parcelas de su vida, dedicada a esta mujer, hasta el punto de que el deseo mortificando obstaculice la apetencia sexual de su compañera. Pero, incluso, habiendo perdido su objeto, ella sigue velando su falta con el amor «dedicado a la mujer, a esa mujer». Esto se mantiene a través del tiempo, incluso una vez que lo real de los hechos, muestran lo absurdo de seguir dando esa nada que no tiene, pero que ella hace existir en ese «amor ideal».
1 MILLER, J. A. “De la naturaleza de los semblantes”. 1ª ed. Buenos Aires: Paidós, 2001.

Luciana Fracchia Sardi
Lic. en Psicología, desde el año 2003.
Magister en Psicoanálisis. Clínica infantil, de adolescentes y adultos, desde el año 2010. Especialista en Enfermedad Mental, trabajando desde el año 2009 para Bienestar Social, Generalitat de la Comunidad Valenciana, provincia de Alicante.


Atención en ESPAÑOL - ITALIANO - INGLÉS 
lucianafracchia@gmail.com - 699 027 901
BLOG: https://lucianafracchiasardi.blogspot.com/2018
WEB: https://luciana-fracchia-sardi.negocio.site/



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Os gusta el cine? “El Lobo Estepario” [1]Una película del Director Fred Haines, basada en la novela del mismo nombre publicada en 1927 período entre guerras, del escritor alemán Hermann Hesse quien por sus ideas pacifistas se trasladó a Suiza en 1923 y se hizo ciudadano suizo. La novela fue escrita luego de su libro de Poemas “La Crisis” en un momento en que se separaba de su mujer la cantante Ruth Wenger.

Hesse en un momento crítico de su vida, elige a Harry, como protagonista, quien se debate entre un ser interior rebelde contrario a respetar los límites socialmente establecidos y las convenciones burguesas que lleva secretamente en su interior. Su delirio personal se presenta como un Tratado sobre el Lobo Estepario, en el cual puede leerse lo que está escrito a cerca de su destino, un destino que le viene dado de muy atrás en el tiempo y del que no sabe como escapar. Las huellas de lo que el niño ha sido quedan marcadas de un modo indeleble en su psiquismo y lo expresa diciendo; “Ti…
LA PORNOGRAFÍA¿Un síntoma de nuestra sociedad actual?
Las grandes transformaciones acaecidas en la sociedad en los últimos cincuenta años, han llevado consigo importantes cambios en la modalidad de los vínculos, especialmente en los amorosos o sexuales, lo cual ha sido evidenciado tanto por las investigaciones científicas como por la práctica clínica. Tal es así que el investigador británico Simón Foster, acuñó el término "Pornograficación" de la Sociedad[1] para denominar el fenómeno según el cual, en la actualidad, la pornografía[2] se ha convertido en la principal fuente de Educación Sexual de los hombres de entre 18 y 25 años. Aunque más o menos latente, la sexualidad siempre aparece detrás de cualquier consulta de psicoterapia. Si hasta hace un tiempo, la demanda venía orientada en función de la pregunta por cómo posicionarse en el encuentro con otros en un mundo sexualizado; en los últimos diez años -desde que las nuevas tecnologías entraron en los vínculos sociales de u…

Importancia del pago de las sesiones

En la actualidad existen diversos tipos de tratamientos psicológicos, desde los llevados a cabo por el sistema público de salud, pasando por los tratamientos que ofrecen las aseguradoras médicas, hasta las sesiones demandadas por los pacientes de forma privada. Conozco muy bien todas estas modalidades, y la experiencia profesional me dice que todas son muy útiles por sus efectos terapéuticos, e importantes para el buen funcionamiento del sistema sanitario.
Entonces, si todas pueden tener efectos terapéuticos muy positivos y deseados por el paciente, qué sentido tendría acudir por privado a un tratamiento con un psicólogo de pago. Siguiendo esta lógica más valdría ahorrarse el dinero que cuesta el tratamiento e ir por cualquiera de las vías alternativas.... Pues sí, efectivamente el dinero marca la diferencia, sobre todo para el propio paciente. Pero no es lo único que está en juego a la hora de diferenciar un tratamiento de otro, hay más..
Cuando alguien demanda un tratamiento a un p…